Páginas

lunes, 17 de agosto de 2015

Qué hacer con palets. Parte I. Botellero.

¡Buenos días!

Como os contaba en la última publicación este verano me embarqué en la aventura de ver qué podía hacer con palets. Así que, estos días, os iré mostrando algunos trabajos que hice, y que para ser la primera vez, llegaron a buen termino, la verdad. A pesar de los contratiempos con los que te encuentras al enfrentarte a algo por primera vez  y que "conseguí" resolver medianamente bien. 

Uno de los más complicados y que más satisfacción me dió terminar fue el botellero.
El botellero, lo quería para hacer un regalo y la verdad, los que encontraba en las tiendas eran muy... para cocina, no para regalar. Así que, ver los palets en la pared de la terraza fue el origen de ¿por qué no hacer uno? Y como lo de "voy a hacer" me encanta, empecé a buscar ideas, fotos, botelleros bonitos, que fueran útiles y se pudiera aprovechar el espacio del panel para colocar botellas.



Pensé en un lugar donde se pudiera colocar en la vivienda, así que me decanté por un panel vertical.


Otra importante decisión era qué sistema de sujeción iba a emplear para las botellas. En este casó utilicé clavos con una longitud suficiente que recogiera el diámetro de la botella y el grosor del panel donde iba a ir clavado.Fue importante dar a los clavos una ligera inclinación hacia arriba, porque es la que hace que la botella quede sujeta con el panel y que la altura de los clavos sea diferente: una medida para sujetar el cuerpo de la botella y otra, más alta, para sujetar el cuello. Siempre intentando dar un poco de caída hacia el cuello para evitar que la botella se caiga. 
Para colocar los clavos en el panel, primero tuve que hacer los agujeros con el taladro, empleando una broca para madera de diámetro ligeramente inferior al del clavo, de esta forma pude evitar que se rajara la madera del panel. 




El acabado del panel lo hice a base de lija gruesa, después lija fina y dos manos de tinte con nogalina.


Después dos manos de cera teñida con betún de judea.



Y para terminar froté el panel con un paño, que no soltase pelusa, para retirar el resto de cera.

El sistema de anclaje a la pared, era sencillo y metálico a través de dos sujeciones con forma de carril donde se introducirán dos tornillos con cabeza plana por la guía. 
Para hacerlo más seguro, coloqué fieltro adhesivo en las zonas donde sobresalían puntas o grapas del palet.



Y ésta ha sido mi aventura de cómo hice el botellero.
No es complicado, sólo hay que pensar un poco antes de hacerlo, y aun así siempre surgen imprevistos... pero merece la pena.

¡Hasta pronto!

Carolina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips